dissabte, 28 de novembre de 2009

Pablo Neruda

Tornem a la nota poètica; però avui em vull recrear en un dels meus poetes preferits (encara que costi de creure). Neruda va ser un escriptor "compromès", defensava la seva terra i els més febles, els més desvalguts. En aquesta línia, és especialment recomanable el grandiós Canto general.

No em puc resistir (en aquests dies engrescadors) a copiar-ne uns poemes. Començo amb un que demana justícia per als assassins del poble:

LOS ENEMIGOS

Ellos aquí trajeron los fusiles repletos
de pólvora, ellos mandaron el acerbo
exterminio,
ellos aquí encontraron un pueblo que cantaba,

un pueblo por deber y por amor reunido,

y la delgada niña cayó con su bandera,

y el joven sonriente rodó a su lado herido,

y el estupor del pueblo vio caer a los muertos

con furia y con dolor.
Entonces, en el sitio

donde cayeron los asesinados,

bajaron las banderas a empaparse de sangre
para alzarse de nuevo frente a los asesinos.

Por esos muertos, nuestros muertos,
pido castigo.

Para los que de sangre salpicaron la patria,
pido castigo.

Para el verdugo que mandó esta muerte,
pido castigo.

Para el traidor que ascendió sobre el crimen,
pido castigo.

Para el que dio la orden de agonía,
pido castigo.

Para los que defendieron este crimen,
pido castigo.

No quiero que me den la mano
empapada con nuestra sangre.

Pido castigo.
No los quiero de embajadores,

tampoco en su casa tranquilos,
los quiero ver aquí juzgados

en esta plaza, en este sitio.

Quiero castigo.


Terriblement tràgic, però just. I arribarà el dia que, si en servem la memòria i l'homenatge, podrem celebrar la llibertat:

SIEMPRE

Aunque los pasos toquen mil años este sitio,
no borrarán la sangre de los que aquí cayeron.

Y no se extinguirá la hora en que caísteis,
aunque miles de voces crucen este silencio.

La lluvia empapará las piedras de la plaza,
pero no apagará vuestros nombres de fuego.

Mil noches caerán con sus alas oscuras,
sin destruir el día que esperan estos muertos.

El día que esperamos a lo largo del mundo
tantos hombres, el día final del sufrimiento.

Un día de justicia conquistada en la lucha,
y vosotros, hermanos caídos, en silencio,

estaréis con nosotros en ese vasto día

de la lucha final, en ese día inmenso.


I, mentrestant, mans sàvies i abnegades teixiran la nostra senyera! (de fet, és la de Xile, però ve a ser la nostra!):

CÓMO NACEN LAS BANDERAS

Están así hasta hoy nuestras banderas.
El pueblo las bordó con su ternura,

cosió los trapos con su sufrimiento.

Clavó la estrella con su mano ardiente.

Y cortó, de camisa o firmamento,
azul para la estrella de la patria.

El rojo, gota a gota, iba naciendo


(Avui mateix, he sentit la "notícia" que han descobert que a Víctor Jara "només" el van matar més de quaranta trets i una gran quantitat de cops... "El derecho de vivir en PAZ".)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada